Esos días lluviosos

10. agosto 2016 Diary 0
Esos días lluviosos

Hoy he abierto mi ventana, hoy por primera vez he subido la persiana y quitado las cortinas. Hoy, por primera vez en todo el verano, ha entrado luz natural en mi cuarto, ha entrado esa melancólica luz azulada de los días lluviosos.

Me he quedado quieta frente a la ventana, mirando fijamente a esas grises nubes que cubrían todo el cielo. Estaba nerviosa pues en Valencia las nubes se desvanecen en un instante dando paso de nuevo al sol y eso no era lo que quería. Me he quedado quieta frente a la ventana, mirando fijamente a esas grises nubes que cubrían todo el cielo, hasta que de pronto ha empezado a llover y con la primera gota de lluvia una lágrima se ha deslizado por mi mejilla. No estaba triste, en absoluto, pero por unos minutos no podía dejar de llorar, estaba aliviada.

Ver la lluvia caer con fuerza, ver todo el cielo gris y las nubes tan espesas que la luz del sol a penas logra atravesarlas, ver la ciudad medio vacía y teñida con ese toque melancólico… de un día para otro todo ha cambiado ante mis ojos y de pronto la ciudad se me antoja hermosa.

Pero la tormenta no acaba ahí, el resplandor de un relámpago surca el cielo seguido del estruendo del trueno y entonces tengo la seguridad de que el día ya no puede ir a mejor, de que aunque esta tormenta de verano dure poco habrá valido la pena.

 

El sonido y el olor de la lluvia son dos de las cosas que más me gustan, me hacen sentir algo mágico que no soy capaz de sentir de ninguna otra forma, me inspiran para crear.

Por eso ahora voy a aprovechar esta valiosa oportunidad que se me ha dado, quien sabe cuando volverá a llover en Valencia.

 

Os dejo esta canción de Adrian Von Ziegler, perfecta para los días como hoy.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.