Esas pequeñas cosas

Esas pequeñas cosas

Tras pasar días perdida en bosques de eucaliptos, tras pasar días entre árboles que fácilmente alcanzaban los 50 metros de altura, tras pasar días sintiéndome fascinada por su gran tamaño, a la vez que minúscula e insignificante, me di cuenta de que la belleza de esos bosque no yacía únicamente en sus espectaculares árboles.

Tras pasar días fotografiando los altos árboles empecé a darme cuenta de que allí dentro había algo más, algo que había estado pasando por alto y, que sin embargo, aportaba vida y belleza a esos descomunales bosques. Y es que entre aquellos árboles imponentes y eternos había vida. El bosque estaba lleno de pequeños insectos y flores, estaba lleno de pequeños detalles que lo hacían único y le conferían vida. Y solo fue tras percatarme de esto que pude disfrutar completamente de la belleza de aquel mágico lugar.

 

DSC_0215

DSC_00800

DSC_0188


Opiniones2

  • 1
    Ernesto on 30 de agosto de 2016 Responder

    Bárbara descripción de lo que sentí al pasear en la “soledad” de esos bosques.
    Te feicito.

    • 2
      moonlight lady on 11 de septiembre de 2016 Responder

      Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.