Mi experiencia Erasmus. No hay dulces despedidas

15. mayo 2017 Diary 2
Mi experiencia Erasmus. No hay dulces despedidas

Parece que fue ayer cuando llegué a Cork, cuando por primera vez me vi completamente sola en un país extranjero y sin conocer a nadie. Parece que fue ayer cuando esta experiencia comenzó. Y ahora de pronto, sin poder comprender cómo, el tiempo se me ha escapado de las manos, todo se ha acabado. Han pasado cuatro meses, posiblemente los cuatro meses más intensos de mi vida, y, sin duda alguna, los mejores cuatro meses que jamás he vivido.

Si alguien me hubiera dicho “esto es lo que vas a vivir allí” no lo habría creído, pues nada de lo que había podido llegar a imaginarme alcanza a ser más que una sombra de lo que he vivido en realidad.

Todos los lugares que he visitado y que se han quedado grabados en mi memoria; la cerveza irlandesa que he bebido e incluso aprendido a gustar; la pequeña ciudad de Cork que pronto se ha convertido en mi segunda casa; y todas esas personas maravillosas que he conocido, todas esas personas que han pasado a formar parte de mi vida y que me han hecho cambiar.

Y ahora que esto se acaba viene la parte difícil, el adiós. El tener que regresar a una vida en la que nada ha cambiado cuando tú te has transformado por completo, el tener que abandonar esta ciudad en la que he vivido tantas cosas, el tener que separarme de gente que ha pasado a ser fundamental en mi vida y a quienes no voy a poder ver de diario.

Hay quien dice que si duele al despedirse es porque ha sido bueno y ha valido la pena, pero yo pienso que las cosas buenas nunca deberían terminar.

No hay dulces despedidas, de eso no me cabe duda, solo espero que esto no sea un adiós sino un hasta luego y que pronto nos volvamos a ver.


Opiniones2

  • 1
    Gypsy on 21 de mayo de 2017 Responder

    This is beautiful

  • 2
    Xelo on 15 de mayo de 2017 Responder

    Es lo más bonito que he leído en mi vida sobre una experiencia erasmus… verdaderamente te ha tocado el alma.
    Has tenido una inmensa suerte porque no todas las personas llegan a saber, a vivir la verdadera amistad, y cuando la experimentas todo cambia de color …
    Aunque ahora te quede el sabor amargo … que afortunada eres !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.