El fin de una etapa

19. junio 2017 Diary 1
El fin de una etapa

Ahora sí puedo decir que ha terminado una etapa de mi vida, una etapa muy importante.

Después de todos estos años he terminado oficialmente mis estudios y ahora no me queda más que meterme, de algún modo, en el mundo laboral.

 

 

Todos estos años en la universidad se me han pasado volando y, antes de que pudiera darme cuenta, he acabado la carrera y me he graduado. He de reconocer que entrar en la universidad me inquietaba un poco. Era algo nuevo, un cambio importante en mi vida y, quieras que no, eso siempre impone.

¿Realmente era eso lo quería estudiar? ¿Iba a ser capaz de hacerlo bien y de pasar los cursos exitosamente? ¿Cómo iban a ser mis compañeros? Todas esas y un millón más de preguntas me asaltaban la noche de antes del primer día del curso. Y ahora que acabo las preguntas que me asaltan son diferentes, pues sigo sin tener ni idea de qué quiero hacer con mi vida.

Salgo de la universidad y eso significa que, a todos los aspectos, ya se me considera formalmente un adulto, lo que es a la vez irrisorio y aterrador. Ya no hay escapatoria, me va tocar comportarme como el adulto que soy (solo de vez en cuando), pero eso sí, jamás voy a dejar morir a la niña que llevo dentro.

 

 

Cuatro años han pasado y cada uno de ellos me ha marcado de por vida. Por eso solo me queda dar gracias a toda la gente maravillosa que se ha cruzado en mi camino, a toda la gente maravillosa que me ha apoyado y ayudado a seguir.

 

 

Es cierto que no hemos sido la clase más unida del mundo (y para mi este último curso menos aun, ya que me lo he pasado prácticamente fuera).

 

 

Pero también es cierto que no se me ocurre una forma de imaginar una clase mejor.

 

 


Opiniones1

  • 1
    Xelo on 19 de junio de 2017 Responder

    Pues no tengas miedo, seguro que hay cosas buenas y bonitas q vas a poder hacer como profesional, estoy segura de ello !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.