Bombas Gens, centro de arte

04. agosto 2017 Diary 0
Bombas Gens, centro de arte

Hace unos años atrás el mundo del arte cobró bastante importancia en Valencia. Esto fue gracias a museos como el MuVIM y el IVAM, que llenaron sus salas con múltiples exposiciones y llevaron a cabo un gran número de actividades y eventos en los que los valencianos no dudaron en tomar parte.

Pero este empuje que experimentó el arte no se mantuvo constante y, poco a poco, fue perdiendo importancia y la gente lo acabó olvidando, volviendo, de este modo, a pasar a un segundo plano.

Sin embargo ahora, por suerte para mi y para todos los valencianos amantes del arte, parece que el mundo del arte va a volver a resurgir gracias a la abertura del centro de arte Bombas Gens.

 

 

En la actualidad Bombas Gens es un gran centro de arte que ha emergido de la ruina de la antigua fábrica de Bombas Gens situada en la avenida Burjassot de Valencia.

El edificio parecía en ruinas no hace más de un par de años, pero ha sido comprado y remodelado. Ha pasado a convertirse en un centro de arte de acceso gratuito y en la sede de la Fundación Per Amor a l’Art, en un espacio dedicado a la fotografía y al arte contemporáneo.

El centro está formado por cinco naves funcionales que recogerán la colección privada de la Fundación así como exposiciones temporales.

Actualmente el centro cuenta con tres exposiciones que fui a ver ayer.

 

 

La primera es llamada Bleda y Rosa. Geografía del tiempo y estará disponible hasta el 19 de noviembre.

 

 

Esta exposición reúne 25 años del trabajo fotográfico de los citados artistas articulándolo en torno a tres proyectos Campos de batalla, Campos de futbol y Origen.

 

Estas tres, sin duda, las mejores fotos de la colección.

 

 

La segunda es la Colección por Amor a l’Art. ¿Ornamento = delito? que estará disponible hasta el 25 de febrero del próximo año.

 

 

Sigo intentando descubrir lo que ponía escrito. Aun así, posiblemente, mi obra favorita.

Esta exposición cuenta con las obras de diversos artistas que se centran en cambiar la concepción de lo ornamental como algo nocivo, algo secundario y no esencial a la obra de arte.

 

Óleo y cera de abeja sobre tabla de madera. Bastante impresionante ¿no?

 

 

No me acuerdo de lo que ponía en la descripción de esta obra, pero era un gran juego de formas y color en movimiento mediante el uso de películas antiguas.

 

Y la tercera es Historias de Bombas Gens, que estará disponible hasta el 14 de enero del próximo año.

En esta exposición se muestran algunas de las historias de la antigua fábrica, desde su construcción hasta la actualidad, utilizando imágenes objetos y testimonios.

También se muestra el proceso de rehabilitación que la llevó a convertirse en Centro de Arte.

 

 

En resumen, fue una tarde que se me pasó volando. Realmente creo que vale la pena ir a visitar el centro, no solo por las obras de arte expuestas, sino también por la forma en que han sido situadas en las naves. Esos grandes espacios blancos con una luz tan limpia hacen que las obras destaquen aun más y, a parte, quedan genial en las fotos. Todo esto por no mencionar el fresquito que hacía dentro y que hacía olvidar por completo el calor de una tarde de verano.

¡Ahora solo me queda esperar a que abran nuevas exposiciones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.