Anatomía de un corsé

Anatomía de un corsé

Lo prometido es deuda y, hoy al fin, comienzo a escribir los posts sobre corsés que me comprometí a hacer. En este primero voy a hablar de forma un poco general sobre la anatomía del corsé.

Como ya sabéis estoy abierta a preguntas y sugerencias por lo que no dudéis en escribirme si os surge alguna duda o si queréis que profundice más. Y, por supuesto, decirme que cosas queréis ver o saber con respecto a los corsés.

 

 

Bueno, para empezar quería hacer una pequeñísima clasificación dentro de los corsés, que pare este post no tiene relevancia, pues ambos tienen exactamente las mismas partes, pero que para los que están por venir sí.

Hay dos tipos de corsé dependiendo de hasta donde cubre el mismo.

  • Under-bust: Cubre desde la cadera hasta justo debajo del pecho.
  • Over-bust: Cubre el torso entero, incluido el pecho.

Dejando esto aclarado ya paso al tema principal del post, la anatomía propia de casi cualquier corsé que voy a dividir en tres partes.

Partes metálicas:

  • Cierre delantero: Es un cierre especial compuesto por unos cierres metálicos que se encajan con unos corchetes. Ambos van enganchados sobre unos huesos de acero especiales y se han convertido en el cierre más común de los corsés modernos. Hay varias formas de cierre, incluso hay corsés que no tienen cierre delantero, pero este es el más popularizado debido a la su sencillez y facilidad de uso.
  • Huesos, ballenas o varillas: Listones delgados encargados de mantener la tensión vertical del corsé. En contra de lo que se cree los huesos no son los encargados de crear la forma, sino de mantenerla. Estos pueden ser lisos o en espiral y en general son de acero. También existen huesos de plástico, pero estos se deforman con mucha más facilidad.
  • Arandelas: Anillos metálicos que fortalecen los agujeros a través de los cuales se enhebra el cordón en el cierre posterior.

Estructura:

  • Ribete: Tira de tela que recubre los bordes superior e inferior del corsé.
  • Paneles: Cada pieza de tela cortada de forma especifica para dar forma al corsé. La mayoría de los corsés tiene seis paneles a cada lado del cuerpo.
  • Revestimiento del hueso: Capa adicional de tela que se cose entre paneles para crear el canal del hueso.
  • Canal del hueso: Hueco entre las capas de tejido que mantiene a cada hueso en su lugar.
  • Cinta de la cintura: Cinta resistente, no decorativa, que refuerza la cintura para minimizar el estiramiento de la tela.

Cierre:

  • Espacio de cierre: Espacio entre los bordes de los paneles traseros centrales. Es lo que permite la flexibilidad en el ajuste del corsé.
  • Panel de modestia: Es una pieza extra de tela que se encuentra en el espacio de cierre por detrás de los cordones. Sirve para ocultar el pliegue cutáneo que se genera al apretar el corsé.

 

 

Por último solo me queda decir que los corsés se suelen atar estirando los cordones de forma que el nudo quede a la altura de la cintura. De esta forma podemos apretar hasta conseguir la forma deseada.

 

Espero que haya quedado todo claro y que os haya resultado curioso. Si alguien tiene interés puedo hacer un vídeo mostrando cada parte sobre uno de mis corsés.


Opiniones1

  • 1
    Xelo on 15 de mayo de 2018 Responder

    Muy bueno !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.