Guía práctica para sobrevivir en verano

24. julio 2018 Diary 0
Guía práctica para sobrevivir en verano

Ha llegado julio y, como por arte de magia, esa fresca brisa que hacía más llevaderas las insufribles horas de sol se ha convertido en un viento caliente y pegajoso que parece salir directo del infierno.

El verano ha llegado de pleno y en todo su esplendor y con él comienza la tortura de todos los que no nos gusta tumbarnos al sol cual lagartijas, todos aquellos para los que 20º ya es demasiado calor y, en definitiva, para todos lo que mantenemos una relación de odio mutuo con el sol. Llegado a este punto, todos estos seres extraños nos preguntamos si conseguiremos sobrevivir otro verano más, si conseguiremos llegar a nuestro amado otoño.

Pues sí, yo soy uno de esos bichos raros y, tras muchos años de experiencia, he elaborado un método para la supervivencia en verano.

No salgas de casa mientras haya sol.

Es tan fácil como eso, pero por desgracia la sociedad no tiene piedad con nosotros y aunque no nos guste debemos seguir viviendo de día. Encerrarse no es una opción.

 

  1. Evita salir a la calle durante las horas de sol tanto como te sea posible. Si no te queda más remedio, al menos procura no hacerlo durante las horas del medio día, que es cuando el sol tiene más fuerza. Y eso sí, procura ir siempre buscando las sombras.
  2. Usa protector solar, y no me refiero solo en la cara, sino en todas las partes de tu cuerpo que queden expuestas al sol. Es importante que tengas en cuenta que, dependiendo del factor de protección que uses la crema tiene un tiempo de efecto. En mi caso he de reaplicar protector solar cada 2 horas.
  3. Cubre tu piel tanto como puedas. A veces llevar protector solar en los brazos es molesto, pues inevitablemente mancha la ropa, en estos caso lo que yo hago es ponerme una chaqueta y pasar de la odiosa crema. Se que suena a locura el salir a la calle con chaqueta una tarde de verano de 30º, pero para mí es la mejor opción; os sorprenderíais de lo que disminuye el calor el hecho de que el sol no toque tu piel directamente.
  4. Las gafas de sol son muy necesarias, pues el sol molesta y es dañino tanto para la piel como para los ojos.
  5. Los sobreros y parasoles son una excelente idea, sobretodo si sois propensos a las insolaciones. Ya hay mucha gente que sale a la calle con ellos así que la excusa de la vergüenza ya no es válida.
  6. Bebe líquidos, muchísimos líquidos (preferiblemente fríos). No solo te hidratan sino que también te enfrían desde dentro y ayudan a sobrellevar el calor (recuerda que llevas chaqueta en verano).
  7. Apóyate siempre en el mejor invento del mundo, el abanico.

 

Creo que esto es todo. Cada año mi relación con el verano es peor y cada año descubro nuevos trucos para conseguir sobrellevarlo, así que quien sabe, quizás en septiembre haya encontrado algún truquillo más. Ya os lo contaré si este año logro sobrevivir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.