Vivir con una adicción

06. septiembre 2018 Diario 1
Vivir con una adicción

Seguro que muchos os habéis sorprendido, e incluso preocupado, al leer el título de esta entrada. Pero tranquilos, mi adicción es completamente inocua para mi salud (incluso podría considerarse beneficiosa) aunque resulta fatal para mi bolsillo.

Por si aun no lo habíais intuido yo compro libros de manera incontrolada y compulsiva, los colecciono y, por supuesto, los leo. Aunque el problema radica en la parte de comprar.

No soy capaz de pasar por una librería y no comprar, como mínimo, un libro, aunque debo admitir que ¡cuantos más mejor!

Lo cierto es que durante ya un tiempo había estado sospechando ya lo mío con los libros no era del todo normal, pero el punto de inflexión que me hizo darme cuenta de que es una verdadera adicción sucedió, sin ir más lejos, la semana pasada.

Soy socia de fnac y a causa de una compra online de un libro (dos en verdad) me mandaron un vale de descuento para canjear en tienda con mi próxima compra. Necesitaba unos auriculares para el móvil, por lo que decidí coger los vales e ir a comprarlo. Pues bien, algo así como una hora después de entrar a la tienda conseguí salir; pero ¡SORPRESA! Salí sin los auriculares que necesitaba y con tres libros en su lugar.

Pero la historia no termina ahí. Lo libros que compré eran:

  • Mystic Topaz de la escritora Valenciana Pilar Pedraza
  • Drácula de Bram Stocker (libro que ya tengo dos veces)
  • Frankenstein, o el moderno Prometeo de Mary Shelley (libro que ya tengo tres veces)

 

 

En mi defensa diré que eran ediciones preciosas en tapa dura y que además están ilustrados, todo eso por no hablar de que ambos libros los tenía solo en inglés.

En fin, sea como sea no me queda más remedio que reconocer que tengo una adicción pero, aun así, habiéndolo reconocido y todo, no tengo ni la más mínima intención de hacer nada para remediarlo.

¿Algún otro “book junkie” por aquí?


Opiniones1

  • 1
    Vic on 06 de septiembre de 2018 Responder

    Yo me uno a librolicos anonimos también!
    Las ediciones son realmente preciosas, no me extraña que las compraras ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.