La naturaleza de Bilbao

La naturaleza de Bilbao

En un viaje tan improvisado como el nuestro no podía faltar un poco de naturaleza. La verdad es que, viniendo de Valencia, los altos montes y abundantes bosques del norte de España nos parecen espectaculares.

 

Una mañana visitamos “La Arboleda” de Bilbao y sus lagos, y tuvimos doble suerte, estuvo nublado todo el día, pero no llovió.
Fue una verdadera gozada caminar por el suelo mullido cubierto de césped mojado en busca de los grandes lagos que se hallaban escondidos entre árboles y montañas.

 

 

Parecía que nos habíamos perdido en algún lugar recóndito muy muy lejos de la ciudad, a pesar de que estábamos a apenas media hora en bus. Lo mejor fue que, como estaba nublado, había muy poca gente que se había aventurado al monte.
Estuvimos allí toda la mañana, haciendo fotos a los patos, mirando las extrañas esculturas camufladas en la naturaleza y gritando “eco” a la montaña.

 

Debo admitir que yo me hubiera quedado allí el día entero.

 


Opiniones1

  • 1
    Cris on 12 de septiembre de 2018 Responder

    Es precioso! No me extraña que te enamoraras del lugar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.