Benimaclet medieval

18. septiembre 2018 Diario, Valencia 2
Benimaclet medieval

El finde semana pasado hubo un mercadillo medieval en el barrio y, estando al lado de casa, no había forma de que no me pasase un par de veces.

Al parecer, el mercado medieval de Benimaclet es uno de los más grandes de la ciudad de Valencia y también uno de los más conocidos. Varias de las calles que llevan a la plaza se llena de los puestos más interesantes y coloridos en los que puedes encontrar de todo, desde comida hasta trompetas de cuerno, en definitiva, cosas que no siempre se pueden encontrar con tanta facilidad. Todo eso acompañado por música, danzas, malabares, atracciones para los más peques y algún que otro espectáculo.

 

 

Este año, teniendo sueldo al fin, he decidido consentirme algún que otro capricho.

Como cada vez que voy, me compre una horquilla para el pelo de “pasión de palos”; sus diseños son único y preciosos y en cada mercado medieval sorprende con cosas nuevas y de muy buena calidad. Por otra parte, había un puesto gigante de piedras y minerales que captó mi atención durante mucho tiempo; allí compre dos piezas de selenita, una en bruto y otra tratada en forma de varita, y una bonita concha de abulón.

Al final de mercadillo, en uno de los puesto que quedaban más apartados vi un pequeño mostrador con anillos de plata y, entre ellos, un fino modelo con una piedra de la luna engarzada; ¡llevaba tanto tiempo buscando algo así que no pude resistirme!

 

 

Jon por su parte se compró una trompeta de cuerno de toro natural y entre los dos cargamos un pequeño arsenal de inciensos artesanos variados.

El domingo a última hora bajamos de nuevo a tomar un té moruno y unas pastas y, así, aumentar la colección de los bonitos vasos que regalan.

 

¡Si nunca habéis ido al mercado medieval de Benimaclet os recomiendo que vengáis a la próxima!


Opiniones2

  • 1
    Helen on 20 de septiembre de 2018 Responder

    Yo también estuve! Voy cada año ?

    • 2
      moonlight lady on 20 de septiembre de 2018 Responder

      Pues ya somos dos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.