Mi primera tarde en la playa

Mi primera tarde en la playa

Sí, al parecer los astros se alinearon ayer y acabé yendo a la playa. Aun así, llamar a este post “un día en la playa” sería bastante exagerado, más bien diría “una hora en la playa”.

 


A aquellos que estáis asombrados y confundidos por el hecho de que no me convirtiera en cenizas al darme el sol he de deciros que yo también lo estoy!

De todos modos y, a pesar de que el sol brillaba con fuerza, no tenía ni de lejos la fuerza que tiene en verano, eso por no mencionar la consistente capa de protector solar que cubría mi rostro.

 

Admirad mis preciosos calcetines!

 

La cuestión es que no me quemé, que me lo pasé muy bien y descubrí que todo es más divertido con perros.

 

Neska es, definitivamente, la perra más bonita del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.