Ya era hora de cortar por lo sano

Ya era hora de cortar por lo sano

La semana pasado hice algo que acabó creando una interesante polémica y todo tipo de reacciones, cuanto menos, graciosas. Si me seguís en Instagram puede que ya os suene algo, sino, os lo cuento ahora.

 

 

Me he cortado el pelo

Y con cortado no me refiero a arreglarme las puntas, no. Me he cortado el pelo por arriba de los hombros.

Muchos estaréis pensando que esto no es más que una tontería, pero los que me conocen bien saben la importancia de esto. Llevo más de diez años sin cortarme el pelo, cuidando mi larga melena hasta la extenuación y sin querer oír ni la más mínima referencia a un cambio de look.

La verdad era que ya empezaba a estar cansada de todo eso.

 

 

Todo fue una sorpresa

Llevaba mucho tiempo dándole vueltas, pero nunca había compartido esos pensamientos con nadie.

Un día sin más se lo comenté a Jon. En ese instante él supo que yo quería hacerlo y me presionó para ello, consciente de que si no lo hacía, volvería a acobardarme otra vez.

Pedí cita un lunes y dos días después fui a la peluquería y corté por lo sano.

Lo mejor de todo es que absolutamente nadie más sabía lo que iba a hacer.

 

 

Los motivos
  • Tras diez años dedicando mucho tiempo a cuidar un pelo tan largo, empezaba a estar cansada.
  • No quería tener que pasar más de media hora secándolo tras cada lavado, desenredándolo y tomando suplementos para mantenerlo sano.
  • El gasto en productos para el pelo se me estaba disparando.
  • Quería donar mi pelo.
  • Ya estaba cansada de verme exactamente igual año tras año.

 

 

Un motivo algo más profundo

Fui a la peluquería, me cortaron la coleta para donarla, me tintaron de negro y me arreglaron el corte. Parece simple pero hay mucho más detrás.

Pocos saben que, hace justo 10 años, me corté el pelo tal y como lo llevo ahora. Fue pensado y hecho, y me arrepentí desde el primer instante.

Algo tan simple como un corte de pelo me afectó de tal manera que desarrollé una dependencia psicológica del pelo (cuanto más largo mejor) para verme bien y sentirme a gusto conmigo misma.

Ese pequeño trastorno me ha acompañado desde entonces y nunca, hasta ahora, había tenido el valor de hacerle frente.

Ya era hora de cortar por lo sano, nunca mejor dicho.

 

 

Ahora, con el mismo corte de pelo que me acomplejó años atrás, me siento guapa y liberada. Necesitaba un cambio de aires y, por suerte, ¡me gusta más que antes!

¿Qué os parece a vosotros?

 


Opiniones6

  • 1
    Anabel on 21 de diciembre de 2018 Responder

    ¡Qué bonita eres por dentro y por fuera! Ese nuevo look te queda de lujo. Ole tú!!

    • 2
      moonlight lady on 21 de diciembre de 2018 Responder

      Muchísimas gracias Anabel! Me alegra que te guste 😊

  • 3
    Ágata Noche on 21 de diciembre de 2018 Responder

    A mí me encanta tu nuevo look. De hecho he estado a punto de decírtelo mil veces desde que te cambiaste la foto de perfil que, todo sea dicho de paso, me parece de actriz. ¡LOOKAZO!
    Después de leer tus razones me parece un cambio necesario y apropiado. No es sano ni saludable vivir dependiendo de nada. Hay que ser libre. Y tu nueva melena también volará al viento. <3

    • 4
      moonlight lady on 21 de diciembre de 2018 Responder

      Muchas gracias! Fue una decisión dura pero necesaria.
      Son muchos años de pelo largo y no puedo evitar echarlo en falta de vez en cuando. Pero definitivamente estoy mejor así 😊
      Me alegro mucho de que te guste! 😘😘

  • 5
    Amparo Mateu on 20 de diciembre de 2018 Responder

    Así estás muchísimo más guapa, más fresca más saludable y más a la moda. Me gustas mucho y te quiero un montón. Besitos

    • 6
      moonlight lady on 20 de diciembre de 2018 Responder

      Muchas gracias! Me alegro de que te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.