Uno de los momentos más mágicos del año

28. diciembre 2018 Diario 0
Uno de los momentos más mágicos del año

Os vais a reír, pero con la edad que tengo aun me sigo emocionando como una niña cuando llegan estas fechas. Llamadlo Navidad, Solsticio de Invierno, Yule o como más os guste; lo que es innegable es que es uno de los momentos más mágicos de año.


  • Las decoraciones navideñas son geniales. Todas las calles se llenan de luz y, teniendo en cuenta que en ese sentido soy como un gato, me pasó el mes de diciembre mirando embobada cualquier cosa que brilla.
  • Hace frío y humedad en la calle, pero por algún motivo, no nos importa. El ambiente festivo que se respira lo compensa. Además, unas navidades sin frío son algo impensable.
  • Las calles se llenan de puestos de castañas asadas y cuando vas andando por la calle puedes olerlas en cada esquina. No creo que pueda llegar a empacharme de ellas nunca.
  • Por otra parte, me encantan las reuniones. Me encanta cuando nos juntamos más de 20 personas en una casa a comer y cenar, ya sea con la familia o con los amigos. No soy una persona que disfrute en absoluto de los grupos grandes de gente (6 ya son demasiados) pero hay algo en estas fechas lo hace tolerable e, incluso, disfrutable.
  • Y por último están los regalos. No habrá un año que no me despierte nerviosa y emocionada el día de reyes. Me encanta dar y recibir regalos, y ver que cosas han asociado a mí en ellos. ¡Solo quedan unos días para empezar a recibirlos y ya estoy nerviosa!

Dicho todo esto, mi yo adulta debe controlar a mi yo niña, estas vacaciones debo aprovecharlas para avanzar con el TFM. Seis meses para escribir una novela es muy poco tiempo y debo aprovechar cada segundo libre que tenga.

Solo me queda desearos felices fiestas ahora que aun estoy a tiempo, espero que las disfrutéis tanto como pienso hacerlo yo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.