El salón del autor 360º

06. febrero 2019 Diario 0
El salón del autor 360º

El salón del autor 360 º es un evento literario que se ha celebrado en Valencia por segundo año consecutivo. Tuvo lugar el pasado fin de semana y yo me siento afortunada de haber podido ir.

El evento consistió en dos días de charlas, talleres y actividades a cargo de escritores y editores en los que se nos brindó información muy valiosa sobre el mundo de la escritura.

 

Este es el programa de este año y he subrayado las conferencias a las que asistí

 

No voy a ponerme a hablar de todas porque esto se haría eterno, solo un poquito de las tres que me resultaron más útiles e interesantes

Taller: PAUTAS DE CORRECCIÓN

¿Interesante? Sinceramente no, pero muy útil y necesario desde luego. La corrección es algo que todo escritor debe afrontar en el proceso de creación de su obra y, me atrevería a decir, es algo que todo escritor odia. Yo desde luego lo odio.

Fue una charla que esclareció las pautas a seguir para llevar a cabo la maldita corrección de la mejor forma posible y así dejar los escritos perfectos antes de enviarlos a ningún sitio.

Conferencia: LA AVENTURA DE ESCRIBIR PARA NIÑOS Y JÓVENES

Posiblemente os resulte curioso que mencione esta ya que no me interesa mucho la literatura infantil. Sin embargo, el escritor a cargo de la charla mostró tal entusiasmo por lo que hacía que acabó contagiándome.

Ahora no niego que alguna vez llegue a escribir algo para niños, pero sigue sin ser mi género preferente.

Mesa redonda: RELATOS Y MICRORRELATOS

Sin ninguna duda está fue mi favorita de todo el salón. Los escritores que hablaban en esta ocasión se centraron en la diferenciación de microrrelato-relato-novela atendiendo a su longitud y unidad temática. Lo más interesante fue el rato que dedicaron a hablar y debatir sobre concursos literarios y los consejos que nos dieron al respecto.

 

Por desgracia, a la hora de inscribirme metí la pata (para no variar) y asistí como visitante en lugar de como autora. Esto hizo que hubiera varias actividades a las que no pude asistir: el concurso, el speed dating y el micro abierto. ¡Lección aprendida para el año que viene!

En resumen, fue una experiencia muy positiva en la que, además, tuve la suerte de conocer a Cristina, una compañera del máster. Sin duda quiero repetir el año que viene.

¿Alguien se apunta?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.