Los errores que cometemos

14. marzo 2019 Diario 0
Los errores que cometemos

Como seres humanos que somos estamos, de algún modo, destinados a cometer errores; de hecho diría que mucho vamos de metedura de pata en metedura de pata.

Es normal, no hay que alarmarse. Al fin y al cabo todo tiene solución y, la mayoría de las veces, esa solución depende de nosotros.

El problema viene cuando lo único que puede arreglar la cagada es el tiempo y no nos queda otra que echarle paciencia.

No sé vosotros, pero la paciencia no es una de mis virtudes y si la juntas con la impulsividad se crea una máquina perfecta diseñada para meter la pata. Esa soy yo.

Por suerte he de decir que mis errores no suelen salpicar a nadie, que la bomba me explota siempre a mí en la cara. Así ha sido esta vez.

No habiendo tenido suficiente con cambiar de una melena súper larga a un bob asimétrico por los hombros, decidí lanzarme a un bob francés. Horror.

En fin, ahora llevo un pelo cortísimo e incómodo que no me gusta especialmente y lo único que puedo hacer es esperar pacientemente a que crezca!

“¡Qué guapa!”

“Te queda bien”

“Me encanta el cambio”

Por favor, ahorraos todo eso. Una cosa no quita la otra y, desde luego, no va a cambiar el hecho de que no me guste.

Cualquier truco para fomentar/acelerar el crecimiento del pelo me iría genial.

 

 

Calculo que para agosto ya volveré a llevarlo por los hombros, que es un largo que me gusta y con el que me siento mucho más cómoda (el flequillo va a ser otro cantar). Y quién sabe, quizás en unos tres o cuatro años pueda volver a llevarlo por la cadera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.