Una corte de rosas y espinas – reseña de la saga

Una corte de rosas y espinas – reseña de la saga

Una corte de rosas y espinas es una saga juvenil de fantasía escrita por la estadounidense Sarah J. Maas. Esta no va a ser una reseña al uso por varias razones:

  • Los tres primeros libros forman una trilogía inicial que leía hace ya un par de años pero que no reseñé esperando a que saliera el cuarto.
  • El cuarto libro lo he leído justo ahora y he descubierto que es, en cierto modo, independiente de la trilogía inicial.
  • Es una serie de libros que está inacabada y cuyo cinco tomo saldrá el año que viene.

 

La primera trilogía

Esta historia le surgió a la autora como una interpretación moderna de La Bella y la Bestia y, durante todo el primer libro se mantiene como tal. Una joven se ve atrapada en una casa señorial en la que todos sus habitantes están malditos y obligados a llevar máscaras y cuyo anfitrión se convierte en bestia.

De esta primera idea, la historia acabó evolucionando y convirtiéndose en un mundo de magia completo que no me extrañaría que diera para una saga de al menos diez libros.

En este primera trilogía la autora narra la guerra, la esclavitud y la traición, muestra los importantísimos vínculos de amistad y los diferentes tipos de amor, pasando desde relaciones tóxicas movidas por la obsesión hasta la más pura conexión del alma entre dos personas.

En el fondo es una bonita historia de amor con unas dulces y delicadas descripciones de las relaciones sentimentales y físicas.

Los libros que forman esta trilogía son:

  • Una corte de rosas y espinas
  • Una corte de niebla y furia
  • Una corte de alas y ruina

 

Una corte de hielo y estrellas

Este es el cuarto libro, según mi opinión, un puente entre la primera trilogía y la siguiente. Y muy a mi pesar he de decir que es un libro en el que no pasa absolutamente nada.

En él se cuenta como el grupo de amigos más cercanos de los protagonistas celebran el solsticio y ya está.

Más o menos por la mitad del libro empecé a pensar que todo en realidad era una pesadilla producida por Bryaxis y que ese futuro idílico no había ocurrido en realidad, que mucho de ellos habían perecido en la guerra contra Hybern.

 

Opinión

Quiero dejar claro que en parte estoy hablando de memoria y que, a pesar de que recuerdo los primeros tres libros, no soy capaz de acordarme de todos los detalles. De cualquier forma esa trilogía la leí de forma compulsiva, enganchada al libro irremediablemente. Me gustó tanto que no descarto volver a leerla. Aun así, hay ciertas cosas que no me gustaron demasiado, por ejemplo que ninguno de los personajes iniciales e importantes, que fácilmente eran más de treinta, murieran en la cruenta guerra final. Simplemente no me parece realista.

Con respecto al último libro, me lo he leído en un par de días pero al acabar me ha dejado vacía, esperaba que pasara algo.

De cualquier forma, Sarah J. Maas tiene una pluma excelente. Es capaz de hacerte reír y llorar mientras lees porque las conversaciones son tan naturales y la identificación con los personajes es tan fuerte que te metes irremediablemente en la historia.

Además, a lo largo de estos cuatro libros juega con tus sentimientos de forma cruel. Te hace enamorarte de personajes que luego odiarás y, más tarde, compadecerás y aborrecer a otros cuando, en los siguientes capítulos, caerás rendida a sus pies.

A pesar de la pequeña decepción del último libro, pienso que es una de las mejores sagas de fantasía juvenil que se han escrito últimamente y muero de ganas porque salga el cuarto libro y de ver ese interesante cambio de protagonistas.

 

En resumen, a esta parte de la saga le doy un 4/5 y, aunque hayáis dejado los 16 atrás, os recomiendo que le deis una oportunidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.