Otra vuelta de tuerca – reseña del libro

Otra vuelta de tuerca – reseña del libro

Antes de comenzar con esta reseña quiero pedirte algo: Si has leído el libro contacta conmigo y lo comentamos!!

En esta ocasión voy a reseñar la novela de Henry James Otra vuelta de tuerca. Es posible que este sea el libro más difícil de reseñar de todos los que he leído en estos tres años que llevo el blog, más adelante entenderéis por qué.

 

Sinopsis

Esta es una historia de terror clásico, una novela de fantasmas. En ella se narran la vivencias de una joven institutriz, que está a cargo de dos niños encantadores, y que ve los espíritus condenados de sus predecesores. La protagonista se desvive por ayudar a sus pupilos y rescatarlos de su turbio pasado.

 

Sobre la edición

El libro que yo tengo es una edición que hizo Lunwerg junto con la ilustradora Ana Juan (ya os hablé de ella en la reseña de Stephen King).

La edición es una bonita obra de arte. Viene encuadernado en tapa dura con una ilustración a todo color. Incluye separador de tela, papel de muy buena calidad y un sin fin de ilustraciones oscuras y simbólicas que crean un relato paralelo y que ayudan a la comprensión del texto.

 

 

Opinión

Este libro no lo conocía hasta que me lo recomendaron y ahora, tras haberlo leído, creo que es una historia imprescindible para los amantes del género.

Cierto es, que al ser una obra del 1898, el lenguaje no es el mismo que el de ahora. Al principio cuesta leer, no por el léxico utilizado sino por la longitud y la complejidad de las frases empleadas, que pueden llegar a ocupar diez líneas y contener comas, puntos y comas, guiones, etc. Con todo, tanto como cuesta al principio, conforme avanza la historia te acostumbras.

Lo que más me ha gustado de la historia es su ambigüedad y su final abierto. Te mantiene en vilo desde el principio hasta el final, te hace cuestionarte repetidas veces qué es lo que en verdad está sucediendo y al final te da libertad para que lo interpretes como quieras.

 

Mi interpretación de la historia

Si no has leído esta novela y tienes interés en hacerlo no sigas leyendo, no me hago cargo de los spoilers que vengan a continuación.

Esta historia la terminé el martes pasado, pero he necesitado algo de tiempo para digerirla y poder escribir la reseña. A parte, he estado buscando otras opiniones en blogs y cuesta sacar algo en claro.

Voy a contar lo que yo pienso al respecto, pero mi interpretación está muy influida por las siguientes ilustraciones de Ana Juan. Es posible que sin su trabajo lo hubiera interpretado todo de un modo distinto.

 

 

Durante toda la historia se nos plantean las siguientes dudas:

  • ¿Ve la institutriz realmente los espíritus de sus predecesores? ¿Y si ella está trastornada?
  • ¿Los niños también ven a los espíritus? ¿O los ve solo uno de ellos?
  • ¿Esos espíritus existen realmente? ¿Si son reales son buenos o malos?

Yo, en mi naturaleza eminentemente fantasiosa, he decidido pensar que los espíritus eran reales y que la protagonista no estaba loca. Estos seres despreciables ejercían su control sobre los niños en vida y pretendían seguir ejerciéndolo en muerte, de ahí las significativas ilustraciones de los niños como ratitas y los fieros gatos que los acechan.

Con respecto a los niños, creo que la pequeña Flora podía verlos; pero Miles no, aunque sí se veía influenciado por ellos. Los pequeños se ayudaban mutuamente para poder escaparse y estar a solas con sus difuntos amigos, pero Miles acaba teniendo miedo y pide ayuda, tanto para él como para su hermana.

Como he dicho, esto es lo que he decidido creer, pero solo es una conjetura de la que no estoy demasiado segura.

 

¿Cuál es tu interpretación?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.